El sentido común. La disrupción en la fundición a presión actual

Atender a un cliente y exigir que una pieza de cuatro carros por cavidad se produzca en 4 o 6 cavidades sin impacto en la porosidad, exigencias de duración de molde (sic) de 150.000 inyectadas, recibir el pago a la homologación, son por un lado indicación de mayor implicación del cliente y también de implicar más y más al proveedor de la herramienta en su rendimiento en uso.

En el marco de un proyecto en cooperación estas exigencias son asumibles por aquellos fabricantes (fundidores o matriceros) que conocen bien su oficio y un juego de azar para aquellos que aceptan las exigencias desde el desconocimiento del uso que se dará a ese utillaje en el exigente entorno de la fundición.

Los proyectos de pieza fundida que van de los requisitos hacia los utillajes y asocian a cada especificación una característica de molde son el camino para una factibilidad técnica exitosa.

Para ello los cuadernos de cargas de moldes en las fundiciones pueden incluir información más amplia que los estándares de roscados que tendrán las refrigeraciones o el diámetro recomendado de expulsores.

¿Puede el cuaderno de cargas incorporar características cómo la necesidad de uso de vacío, cuando se exige una limitada presencia de porosidad o guiados extendidos de expulsión o correderas cuando se dan requisitos elevados de planicidad?

Así podríamos definir algunos pares de requisitos de pieza-vs-requisitos de molde:

Algunos de estos requisitos son propios del fundidor como el tiempo de ciclo. Según sea su rol de desarrollador o comprador de molde, podrá incidir en los aspectos del proyecto de molde de mayor incidencia en esa cuestión cómo robustez del sistema de guiado de expulsión, balance de las masa de colada y pieza o la segmentación del sistema de refrigeración, entre otros aspectos a analizar según la geometría del casting.

De este modo lo que llamamos sentido común puede quedar plasmado negro sobre blanco en un documento para que en las etapas de factibilidad y valoración del herramental se puedan considerar las necesidades especiales de ese molde/proceso y, eventualmente, revisar exigencias si no es posible implementar esas características de molde avanzadas.